Equipando La Mente

El Gigante Más Grande Que David Venció

David vence a Goliat

Imagen cortesía de Fried Dough.

¿Qué quiso decir David con la expresión: “He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre.”? ¿Se refería al pecado original o era David bastardo?

David pudo haberse referido a ambas cosas: a la naturaleza pecaminosa que heredamos de nuestros progenitores, conocida como el pecado original (la cual tuvo su origen la vez que nuestros primeros ancestros, Adán y Eva, pecaron) y también podría estar aludiendo al hecho de que tal vez él era hijo del mismo padre, pero no de la misma madre.

Hay algunos pasajes bíblicos que insinúan que David no era hijo legítimo (nacido conforme a/o dentro del matrimonio), sino natural o bastardo (ambos términos significan lo mismo: nacido fuera del matrimonio; bastardo es un calificativo más rudo). De acuerdo a 1ª Crónicas 2.16, David tenía una hermana llamada Abigail. El padre de Abigail fue Nahas (2ª Samuel 17.25) y el de David, Isaí (Rut 4.17; 1ª Samuel 17.12-14). Por tanto, para que David y Abigail hayan sido hermanos, tienen que haber tenido la misma madre. Quizás esto explique la razón por la cual Isaí, su padre, lo dejo de último en aquella ocasión en la que Samuel vino a su casa para escoger al rey de Israel de entre sus hijos (1ª Samuel 16.11-13).

Si David se refería a una cosa o a la otra o a ambas, lo más importante es que el rey se humilló públicamente, sin tomar en cuenta su posición jerárquica. Esto es algo de admirar e imitar ya que, muchas personas con posiciones, cargos, ministerios y talentos—tal vez hasta inferiores a los de David—dentro y fuera de la iglesia, una vez se equivocan o fallan, no son lo suficientemente valientes para admitir su error, y pedir perdón, humillándose.

Que Dios nos ayude a ser tan valientes como David, quien ganó la batalla más grande de todas, incluyendo la de vencer a Goliat; venciendo un gigante más gigante que aquel gigante (válgase la redundancia) y que se llama ‘el orgullo’.

abril 16, 2012 Posted by | Formando Carácter | 13 comentarios