Equipando La Mente

¿Puede el cristiano atar a Satanás y los demonios?

Atar y Desatar

Atar Y Desatar

Hay un concepto que se ha generalizado en las iglesias cristianas, principalmente en aquellas de perfil pentecostal, que enseña que al diablo y los demonios se les puede atar. Esta enseñanza está basada en una incorrecta interpretación de algunos versos de la Biblia usados fuera de contexto. Uno de los más popularmente citados es Mateo 12:29, que narra la parábola del hombre fuerte. El pasaje dice así: “Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata (le vence). Y entonces podrá saquear su casa” (énfasis y paréntesis añadidos).

Esta parábola realmente narra la victoria que Cristo anticipó sobre Satanás y sobre el dominio que el diablo ejerce sobre la humanidad. Si leemos el pasaje paralelo que se encuentra en Lucas 11:21-22, se nos hará más fácil comprender su significado. Estos versículos dicen así:

“Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee.

Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence (le ata), le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín” (énfasis y paréntesis añadidos).

El hombre fuerte es el diablo; el otro más fuerte es Jesús. El palacio guardado con armas representa la humanidad esclavizada por el diablo. Lo que posee en su palacio son las bendiciones robadas. Vencerlo, quitarle sus armas y repartir el botín, hace alusión a la victoria que Cristo alcanzó sobre Satanás por medio de Su muerte y resurrección, y a las bendiciones otorgadas por Dios en base a este sacrificio.

Como puede verse, Jesús no estaba hablando en el sentido literal de atar al diablo. En este sentido, Jesús mismo nunca ató a Satanás. Atar es, simplemente, el lenguaje figurado —usado en esta parábola— para referirse al acto de vencer al diablo.

Los otros dos versos que mencionan la palabra atar se encuentran en Mt. 16:18-19 y en Mt. 18:18.

Atar Y Desatar, ¿Cuál Es Su Significado?

Según Mt. 16:19, Jesús entregó a Pedro las llaves del reino de los cielos. El verso dice: “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.”

Una llave es símbolo de poder y autoridad (véase Is. 22:22; Ap. 3:7). En el caso de Pedro (Mt. 16:19), se usaba las llaves para desatar, o sea, abrir la entrada del reino de los cielos a la gente mediante la predica del evangelio (compárese Hch. 2:38-42; 10. 34-36). Esta es la llave del conocimiento que los intérpretes de la ley tenían (Lc. 11:52) para abrir (desatar) a otros el sentido de las Escrituras (Lc. 24:32).

En Mt. 18:18, las llaves son, además, para el ejercicio de la disciplina en la comunidad eclesial local. El texto lee: “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.” Esto se puede deducir muy fácilmente observando el contexto (vvs. 15-17), que habla de reprender (corregir) al hermano que nos ofende. Luego se dice el procedimiento a seguir; esto es: primeramente, hablarán tú y él solos. Segundamente, si él no te oyere, hablarán delante de uno o dos testigos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. Terceramente, díselo a la iglesia. Por último, tenlo por gentil y publicano.

Finalmente, se llega a la conclusión que todo lo que atares en la tierra será atado en el cielo; y todo lo que atares en la tierra será desatado en los cielos. Estos términos simplemente describen el derecho y el deber que todos los líderes de las congregaciones tienen de prohibir y permitir, excluir y admitir, según las enseñanzas del Nuevo Testamento (por ej. Hch. 15:10; 1 Co. 5:4-13).

Por lo tanto, al hermano de la iglesia que tú reprendiste y no te quiso oír, ni por la presencia de dos testigos, ni por haberlo anunciado a la iglesia, el liderazgo de la congregación tiene la llave (la autoridad) de atar (prohibir, excluir) a este hermano de la comunión con los fieles (no de la comunión interior con Dios mismo), y volverlo a desatar (permitir, admitir) en esta comunión cuando este muestre evidencias de verdadero arrepentimiento.

Nótese que esta actividad está respaldada por la autoridad de Cristo mismo: “(…) será atado en el cielo (…), será desatado en el cielo” (Mt. 18:18). El cielo da por prohibido o permitido lo que los siervos de Dios prohíben o permiten en la tierra, siempre y cuando tales decisiones se lleven a cabo mediante la dirección del Espíritu Santo (no por prejuicios personales) y estén en armonía con las enseñanzas de la Biblia.

Fíjese cómo Jesús, a través de las palabras “Otra vez os digo”, nos da la interpretación de los términos atar y desatar: “que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de (…).” Esto es lo que significa atar y desatar; ponerse de acuerdo acerca de qué individuos y actividades deben excluirse o admitirse en la comunión de los santos. Luego, Jesús, procede a comparar la similitud que existe entre la unanimidad en la oración y la unanimidad en la correcta aplicación de la disciplina. Es decir, que así como Dios oye nuestras oraciones, también aprueba lo que la iglesia ata y desata (prohíbe y permite): “(…) cualquiera cosa que pidieres, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.”

Finalmente, Juan 20:23 también habla acerca del ejercicio de esta disciplina, pero con otros términos: “A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos.” Jesús usa los verbos remitir y retener para referirse a la acción disciplinaria que la iglesia puede ejecutar para con las personas que atenten contra su integridad (la de la iglesia). La iglesia recibió de Cristo la autoridad de readmitir y de excluir de su comunión eclesial a aquellos que proceden de manera contraria a lo que la Biblia enseña. Juan, así como Mateo, enseña que la iglesia, mediante su disciplina eclesiástica, y por medio de sus líderes, pueden excluir de la comunión eclesial a quienes no son dignos de ella (ver 1 Co. 5:11-13; 2 Jn. 10). De la misma manera, también puede readmitir en dicha comunión a quienes han dado suficientes pruebas de verdadero arrepentimiento (2 Co. 2:5-11).

Concluimos, pues, que atar y desatar simplemente significa abrir y cerrar, permitir y prohibir, admitir y excluir. Y esto nada tiene que ver con Satanás y los demonios.

~ La iglesia desata o abre las puertas del cielo a los que creen arrepentidos, y las ata o cierra a los que persisten en su incredulidad (compárese Jn. 8.24).

~ La iglesia, físicamente y localmente, también desata o abre sus puertas (admite, recibe) por medio del bautismo a quienes han demostrado una verdadera convicción por los frutos que muestra; y cierra (ata) sus puertas (su admisión) a todo hereje y pecador que no está dispuesto a entrar en una sincera comunión con el cuerpo de Cristo (ver Hch. 8:13-24, versículo clave: 21).

El Cristiano vs. Satanás Y Los Demonios

Entonces ¿qué podemos hacer con los demonios? Lo mismo que Jesús hizo con ellos y con Satanás: resistirlos, reprenderlos, echarlos fuera; y ellos huirán de nosotros.

En vez de ser los cristianos quienes tienen atado al diablo, más bien es el diablo quien tiene atados a muchos cristianos. (“Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo? Lc. 13:16).

(Este es un extracto editado y adaptado de mi libro digital La Guerra Espiritual. Un Conflicto Invisible, Pero Real., del segmento Atar y Desatar del capítulo uno.)

octubre 3, 2013 - Posted by | Interpretaciones Bíblicas

13 comentarios »

  1. Les saludo. Quiero de esta forma comunicar mi preocupación. Para poder interpretar las Sagradas Escrituras es necesario nacer de nuevo. Leemos en 1ra. Corintios 2:6-16 nos habla del hombre natural, es alarmante la cantidad de hombre naturales que no tienen el Espíritu dirigiendo las congregaciones. Con relación a atar y desatar no se puede sacar un testo del contesto en esto estoy completamente de acuerdo es necesario leer y pedir a nuestro Dios la interpretación.
    Con relación a atar demonios Mateo 12:29, Marcos 3:27 y Lucas 11:21-22, en la revelación no podemos interpretarla como una parábola me explico lean por favor Isaías 61:1-3 en el versículo uno leemos a publicar libertad a los cautivos, pregunto quienes son estos cautivos serán los que están poseídos por demonios. Nuestro Señor Jesucristo ordeno que en su nombre echaríamos Fuera demonios no hablo de atar sino de expulsar, Marcos 16:17 no habla de atar sino de expulsar echar fuera. Cuando leemos en Mateo 12:29, Lucas 11:21-22 habla de un hombre fuerte armado que guarda su palacio (se cree dueño de la casa en donde habita, la robara, la saqueara, la tendrá) quien es este hombre fuerte si este hombre es satanás entonces Cristo lo ata y después lo saquea, lo roba y después reparte el botín, no les parece extraño la mala interpretación de atar en estos tiempos quien dirige a la confusión, En Lucas 11:24-26, cuando el espíritu inmundo sale del hombre que se entienda no habla del hombre fuerte sino de espíritu inmundo, la casa es el hombre poseído atado por el espíritu inmundo.
    En 2: Corintios 11:1-4 versión Reina Valera y Dios habla hoy léanlo por favor habla que después de haber recibido el Espíritu Santo nos dejemos engañar por satanás y que por falta de fidelidad a nuestro Señor Jesucristo aceptemos un Jesús, un evangelio y un espíritu diferente. TIEMPO MUY DIFICIL CRISTO ESTA SERCA DIOS LES DE ENTENDIMIENTO EN TODO QUE DIOS LES BENDIGA

    Comentario por HENRY RIVERA | julio 28, 2015 | Responder

  2. En Lc. 10; 18…. los setenta regresaron y le dijeron a Jesús que hasta los demonios se sujetaban en su nombre y Jesús fue claro les dijo he aquí les doy potestad de hollar serpientes y escorpiones (demonios) y sobre toda fuerza del enemigo(satanás) y nada os dañará.
    satanás es el enemigo. su poder limitado incluye todas sus estrategias, su poder sobre humano y todas sus fuerzas. Jesucristo quiere que nosotros confrontemos y derrotemos esas fuerzas que satanás reúne en contra de nosotros. A través de la oración Jesús quiere que atemos al enemigo, por eso dijo donde estén dos o tres congregados en MI NOMBRE, allí estoy yo en medio de ellos, se refiere cuando el pueblo de Dios se pone de acuerdo para orar, porque la oración puede mucho. Dios no dejará que el maligno nos haga daño el gana la batalla por nosotros y nosotros somos victoriosos y más que vencedores con Jesús

    Comentario por nimaolisa | agosto 12, 2015 | Responder

    • Hola Nimaolisa. Perdona mi demora al responder a tu comentario.
      No debemos confundir sujeción con atar. Que los demonios se sujetaban a los apóstoles significa que les obedecían, es decir, que cuando ellos (los apóstoles) les ordenaban salir de las personas, ellos (los demonios) obedecían y salían. Los apóstoles NO ataban a los demonios. Porque, ¿qué significa atar a los demonios? ¿Con qué son atados? Y si son atados, ¿en dónde se encuentran atados? Hay mucha ilógica bíblica pensar que podemos atar a los demonios, ni Jesús ni los apóstoles ataron a los demonios, más bien los echaron fuera.
      En verdad que nadie puede atar a Satanás ni a los demonios. Llegará un día en el que los demonios serán arrojados al infierno, y Satanás será “atado” o encadenado en el abismo por mil años, y esto solo lo podrá hacer un ángel enviado por Dios. Luego de los mil años, Satanás será liberado por un poco de tiempo, para ser más tarde arrojado al lago de fuego y azufre (véase Apocalipsis 20:1-3, 7-10).
      Mientras esto sucede, Satanás “como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1Pedro 5.8). Si anda como león rugiente, significa que anda suelto, nadie lo ha atado ni lo podrá atar.
      De los demonios, la Biblia dice que estos operan en las regiones celestes (Efesios 6:12); NO están atados. Aun del espíritu (demonio) inmundo Jesús dijo que “anda por lugares secos…” (Mateo12:43).
      La expresión atar y desatar tiene que ver con la autoridad que Dios le ha dado a la iglesia para impedir (atar) o permitir (desatar) la función o el desempeño de personas o programas dentro de la iglesia, y en nada tiene que ver con atar a los demonios.

      Comentario por Pablo Collazo - Administrador | octubre 21, 2015 | Responder

  3. A SATANÁS NO LE CONVIENE QUE EL “ATEN” ( Y ESTA FELIZ CON ESTA “DOCTRINA”) MUCHOS “TEOLOGOS” QUE NI SIQUIERA TIENEN REBAÑO, ENSEÑAN LO APRENDIDO EN “TEORIA” ENSEÑAN ESTA DOCTRINA, PERO LA BIBLIA DICE, QUE TODOS LOS HIJOS DE DIOS SOMOS GUIADOS POR EL ESPIRITU SANTO (Ro 8:14), LOS GUERREROS DE DIOS, NO EN TEORIA, SINO EN LA PRACTICA EN LA GUERRA, HEMOS VISTO LA GLORIA DE DIOS EN LA SANIDAD Y LIBERACION DE MUCHAS PERSONAS, AHI SE HA ATADO AL ENEMIGO, Y ATANDOLOS LOS ECHAMOS FUERA EN EL NOMBRE DE CRISTO JESUS. , EL ESPIRITU SANTO QUE GUIE A TODA VERDAD, NO TENGAS MIEDO!!!

    Comentario por FIDEL | noviembre 5, 2015 | Responder

    • Que ignorante eres varón, estudia más las escrituras, te están mostrando con la mismas escrituras y no vez, como dicen por ahí no hay peor ciego aquel que no quiera ver, y por cierto, la teoría y la práctica van de mano, Jesucristo mismo dijo: y conoserieis la verdad y la verdad te hará libre.

      Comentario por Héctor pablo Vicencio Alania | noviembre 4, 2016 | Responder

      • Cuando Dios le preguntó a Satanás de dónde venía, su respuesta fue: “De rodear la tierra, y de andar por ella.” Y esto respondió dos veces (Job 1:7; 2:7).
        Por otro lado, en referencia al espíritu inmundo que sale del hombre, Jesús dijo: “Cuando el espíritu inmundosale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación” (Mateo 12: 43-45).
        Pedro, en relación a Satanás, dijo: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1P 5:8).
        Como se puede ver, en ninguna de estas citas bíblicas se menciona de que Satanás o el espíritu inmundo (o demonio) hayan estado atado en algún lugar o bajo alguna circunstancia. Más bien, si el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar, no puede estar atado; y si estuviera atado, ya hubiera paz en la tierra.
        Esa enseñanza de atar y desatar a Satanás y a los demonios ha sido enseñada, por décadas, fuera de contexto, y lamentablemente, los cristianos, a través de mucho tiempo, la han estado creyendo y enseñando.
        Ahora bien, ya te he mostrado algunos versículos en donde la Biblia claramente menciona que Satanás y los demonios andan sueltos. Enséñame tú algún versículo que diga (y que mencione el nombre de Satanás o los demonios) que los podemos atar. ¡No hay ni uno solo! Mejor aún, el mismo Jesús no ataba ni a Satanás ni a los demonios (tampoco los apóstoles):
        “Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó” (Mateo 4:10-11).
        “Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres” (Mateo 16:23).
        “Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno” (Lucas 4:35).
        “Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora” (Hechos 16:18).
        Y estos son solamente unos cuantos versículos bíblicos (la lista sería extensa) que demuestran que a Satanás y los demonios no podemos atarlos sino echarlos fuera.

        Comentario por Pablo Collazo - Administrador | noviembre 19, 2016

  4. CORRIJO A SATANÁS NO LE CONVIENE QUE LO “ATEN”

    Comentario por FIDEL | noviembre 5, 2015 | Responder

  5. YO CREO EN EL PODER DE DIOS Y EN LA AUTORIDAD QUE CRISTO LE A OTORGADO A SU IGLECIA Y EN EL NOMBRE DE JESUS atamos alos demonios y al diablo PORQUE AY PODER EN CRISTO ASU NOMBRE SEA LA GLORIA AMEN JESUCRISTO VIVEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

    Comentario por jose | agosto 30, 2016 | Responder

    • Jesús dijo: “En mi nombre echarán fuera demonios” (Mr.16:17). Él no dijo: “En mi nombre atarán los demonios.” Esto no aparece escrito en ninguna parte de la Biblia. De todos modos, gracias por tomar de su tiempo para leer mi blog.

      Comentario por Pablo Collazo - Administrador | septiembre 21, 2016 | Responder

  6. Un saludo muy especial a todos y todas, es terrible la mala interpretacion que hoy en dia se tiene acerca de este asunto y muchos mas, pues se nos habia enseñado a atar a satanas y a los demonios, basados en textos que no tienen nada que ver con el tema, y lo peor aun a enviarlos al abismo o a lo profundo del mar, la verdad es que da risa eso, pues JESUS no los envió a ningún lado fueron ellos los demonios los que le rogaron que los dejara entrar a los cerdos. Eso si dice la escritura y que debemos resistir a satanas y hechar fuera a los demonios. Yo antes creia lo de atar, DIOS les bendiga y adelante siempre

    Comentario por Carlos Bautista | septiembre 13, 2016 | Responder

    • Carlos, muchas gracias por tus palabras. Me alegro mucho que tú también hayas aprendido la interpretación correcta de esta enseñanza. Bendiciones.

      Comentario por Pablo Collazo - Administrador | septiembre 21, 2016 | Responder

  7. Dios les continúe bendiciendo a todos. Tristemente las iglesias de hoy en día (sin mencionar ninguna denominación) no les permiten a los miembros de la iglesia a estudiar profundamente la palabra de Dios y los duermen en una dogma, por que muchos lideres tienen el mal concepto de que las personas les pertenecen a ellos y estos tienen que seguir lo que se le ensenan y mas triste aun es que como dice en la palabra: “mi pueblo perece por falta de conocimiento”; la pereza los arropa y no quieren leer las escrituras en la cual nos dice: “pida la sabiduría a Dios”. En conclusión es mas fácil escuchar, seguir y repetir los errores de los demás, cuando la palabra de Dios esta para todos. En aquel gran día no tendremos excusas del por que vivimos una vida dentro de la iglesia pero tan lejos de Dios.

    Un tema muy interesante, y este me trajo una pregunta que quisiera compartir y me gustaría ver que pueden abundar al respecto: tendría el cristiano la autoridad de enviar a los demonios y a satanás al infierno? Yo personalmente tengo mi respuesta biblicamente ya que todo lo filtro por la palabra.

    Comentario por Jasmin Johnson | septiembre 28, 2016 | Responder

    • Jasmin, respecto a los demonios, Jesús dijo: “En mi nombre echarán fuera demonios” (Mr. 16.17). Esto mismo era lo que Él y los apostoles hacían, y lo que nosotros también podemos hacer. En cuanto a si podemos lanzar los demonios al infierno, la Biblia dice habrá un momento en el que la Iglesia (los cristianos) los juzgaremos, y Dios los echará al infierno (1Co. 6.3). Y en cuanto a Satanás, el libro de Apocalipsis enseña que será lanzado al infierno y será atado por mil años, y que luego será suelto por un tiempo, y después será lanzado al lago de fuego y azufre por la eternidad; y todo este acto será realizado por Dios; a la iglesia no se le ha otorgado ningún poder de atar a los demonios (ni a Satanás) ni de enviarlos a ningún sitio, solamente —como dije anteriormente— de echarlos fuera (de las personas o de nuestros contornos). Si deseas más información acerca de este tema, puedes conseguirla leyendo mi libro La Guerra Espiritual, y lo puedes adquirir en la página eBooks o eLibros de mi blog.
      Muchas gracias por tu comentario y por tu apoyo.

      Comentario por Pablo Collazo - Administrador | octubre 1, 2016 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: